La cólera brillante

(1926-1992)

EDUARDO A. AZCUY

Los magos luchan con el anti-sol, trepan la torre de espuma y bajan por toboganes dentados ebrios de ceniza. 

Si río me sucede, si amo me sucede, si mato me sucede. 

Llamo al ángel que aparta los escombros del templo. Dinamito soles negros. 

Oh ardor de la carne, exilio de la luz. 

 

La mutación necesaria 

Ser, cosa, vientre. Infierno de la aparente realidad. La piel asombra por la grieta y el infinito se convierte en duración. 

Siempre la historia de los impostores. Hundo los puños en la tierra del hambre. Oigo el pulso del verdugo, el desfile de las serpientes. Una rosa implora la mutación necesaria. 

El Formador repite su cifra de luz. El final es esa nieve dulcísima que se oxida sobre las piedras. Un círculo en llamas sube a los abismos del Reino. 

(De Persecución del sol, 1972.) 

 

 

Puntos de venta